Fall

Ensalada de zanahorias, peras & sweet pesto

November 18, 2013
Directamente desde nuestro último picniquette for two en el bosque de la Herrería (que en realidad no fue que una excusa más para ir a la sierra a dar un paseo y de paso hacer una sesión de fotos con <3 estos dos enamorados <3) 
 
Llevar a un picnic una ensalada así tiene la ventaja que las verduras se conservan separadas del aliñado, (el pesto) hasta el final y al no llevar lechugas y partes verdes se mantiene dignamente crocante, a pesar del paseito. Así evitaremos el triste fenómeno de la ensalada pachucha, frecuente invitada no deseada de los picnics. Lo único es armaros de paciencia a la hora de rallar/cortar zanahorias y peras. Pero una vez que hayáis probado esta combinación (súper sana además) ya no la vais a olvidar. 
Y que podréis repetir para picniquettes más urbanos (el famos tupper del lunes a la ofi;)
 
Para 4 picniquetters:

4 zanahorias

2 peras conference
zumo de limón y sal 

Cortad en tiras todo y mezclarlo en un bol o en contenedores individuales con  zumo de limón y sal al gusto. En casa Picniquette tenemos botes de todo tipo y tamaño y si no hay que cargar mucho peso en el paseo hacia el picnic..es la opción que prefiero;)

 
Acerca de los pestos: los adoro. Es mi concepto culinario favorito de hecho, creo. Por versatilidad. Los hago en continuación.. a mano si tengo tiempo con el mortero, pero si no..a batidora y listo. 
Un pesto no es nada más que una combinación entre una parte fresca (y no necesariamente verde!) y una parte crocante unidos por un pegamento de grasa. Una parte lactea también es deseable. O sea lo que en el pesto tradicional es el parmigiano. Pero para mí no es imprescindible. Si consigues mezclar estos 3 o 4 elementos por arte de magia se crea un pesto. Y no necesariamente tiene que ser salado..de hecho existen muchas aplicaciones del mismísimo pesto de albahaca a la genovesa con tartas de fresa y cosas de esas..
 
Para mi pesto dolce batir o pesar en mortero 4 cucharas de hojas de hierbaluisa* con un puñado de avellanas crudas y una cuchara de miel. En esta versión no hay parte lactea (en parte porque la chica de mi shooting era intolerante) pero como todo el mundo sabe lo bueno que está el queso con la peras, no me hubiese importado añadir al batido también un queso de cabra o un yoghurt griego fresco para añadir cremosidad.
 
*He descubierto la hierbaluisa desde cuando me mudé en mi piso actual porque en la terraza había un árbol de esta planta maravillosa y he empezado a usarla todo el rato. Su aroma dulce y limonero me encanta y se casa con la miel de maravilla. Además tiene grandes propiedades tanto contra estrés, insomnio, nervios cuanto aliada del estomago y la digestión. O sea que..perfecta para mí, mujer siempre al borde de un ataque de nervios.
Yo he utilizado hierbas frescas porque el árbol está al punto de secarse par ala pausa invernal pero supongo se puede probar con las que venden en herbolario también. Si no las encontráis de ninguna manera, probad un mix de con hojas de tomillo (existe la variedad limonera), mejorana y estragón (otra hierba que amo con locura!)
 
Enjoy!
Imágenes © Iaia Cocoi 

No Comments

Leave a Reply

You Might Also Like