Jars Verano

Jars: Pickles de calabacín e hinojo selvático

septiembre 7, 2016

Complice este final de verano anticipado quiero introducir oficialmente (o mejor dicho re-introducir*) una sección de recetas dedicadas a las conservas en tarro y botellas de vidrio! Septiembre  es el mes de la lenta transición al otoño y es la época que tradicionalmente se dedica a estas preparaciones, para poder consumir durante la temporada más fría del año unos cuantos tesoros madurados al sol del verano y no desperdiciar las cosechas abundantes de la huerta. En esta amplia e internacional familia de preparaciones entran toda clase de compotas, confituras, mermeladas, jaleas, chutneys, ketchups, relishes, pestos, fermentados…en fin todas las preparaciones en que hay que rellenar un tarro con un elemento a conservar y un conservante, sea ese el azúcar de un almíbar, aceite, salmueras, sal, alcohol o vinagre. Me dará para mucha investigación a qué si? Además son preparaciones ideales para llevar y  consumir en picnics y meriendas al aire libre: se preparan con antelación, se abren al momento y voilá! En el blog ya hay alguna receta en este sentido como nuestros *albaricoques en almíbar a la lavanda o esta *mermelada de ruibarbo y cítricos (para la primavera!) y todos las recetas de *pestos que os he estado enseñando! He pensado ir ampliando la sección cada mes y empiezo con este “hit” de mis social eatings, que siempre acaban: unos pickles, es decir encurtidos,diferentes: de calabacines! Adoro los encurtidos – muy fan del sabor agridulce, lo reconozco-, siempre pienso que es una pena que en las hamburguesas de medio mundo acaben casi exclusivamente los famosos pepinillos cuando  hay todo un mundo de posibilidades con este método de conservación! Ideales para acompañar sandwich de jamón york o la clásica hamburguesa, a añadir a una ensalada, una tabla de quesos,  embutidos y en partícular me encanta la combinación con el paté. Los calabacines están todavía disponibles en los mercados y en temporada para poco tiempo todavía, así que aconsejo probar a dar un twist a vuestra próxima hamburguesa con estos palitos, aromátizados al hinojo selvático! Sobre mi pasión por esta hierba mediterránea, Foeniculum volgare, podría escribir otro post a parte, es una de las que más uso en la cocina desde siempre así que podéis imaginar mi felicidad cuando, al mudarme en Mallorca, he descubierto que aquí es tesoro regional ( literalmente crece por cualquier lado, en la calle, en los caminos de los campos, en los jardines…). Es un placer ir a cualquier mercado y encontrar manojos gigantes de esta aromática, cuando todavía vivía en Madrid siempre lo compraba y me lo congelaba para tenerlo siempre a mano. Se casa estupendamente con verduras, en particular con berenjenas, col, carne de cerdo y el pescado azúl (que es único que últimamente consumo) así que puede dar un toque diferente a hamburguesas, albóndigas o croquetas. La más tradicional receta de pickles caseros, a lo nórdico, prefiere el utilizo del eneldo, pero he pensado sostuiturlo con el hinojo para dar a nuestro encurtido un sabor más mediterráneo. 

pickles_calabacin_iaiacocoipickles_calabacin_iaiacocoi-5

Descubre como preparar encurtidos caseros 

Ingredientes

Las dosis de liquido dependen del tarro que utilizáis y de la cantidad de verdura y su corte.

Para un tarro de conserva tipo mermelada utiliza esta dosis o una proporción. El importante es que el vinagre  presente en cada tarro sea por lo menos la mitad o dos tercios de la cantidad de agua.

Para unos 2 calabacines cortados pequeños por tarro aprox. necesitas un tarro medio y

250 ml de  vinagre de manzana 

125 de agua

2 cucharaditas de sal

2 cucharaditas de azúcar de caña o miel

un manojo de hinojo fresco y sus flores

10 granos de semillas de mostaza 

10 granos de pimienta rosa 

1 gajo de ajo en láminas finas 

opcional el toque picante:

(1 jalapeño o chile rojo en tiritas) 

pickles_calabacin_iaiacocoi-23

1. Cortar los calabacines por su largo, tipo bastoncillos (podéis cortarlos también en rodajas como los pepinillos, es un poco al gusto)

Si los cortáis en bastoncillos tendríais que eliminar un poco la parte interna de semillas, yo no la tiro, no no no, simplemente la aparto y la utilizo para sopas o caldos ;)

2. Hervir el vinagre con agua, sal, azúcar o miel y las  especias.

3. Mientras disponer los bastoncillos de calabacines en un tarro (esterilizado*) en vertical hasta llenarlo de líquido. 

4. Cuando sal y azúcar estén disueltos echar el liquido encima de los calabacines hasta que queden sumergidos. Cerrar el contenedor, dejar enfriar y reponer en la nevera.

Se pueden consumir a partir de día siguiente y se quedan en la nevera, una vez abiertos, alrededor de una semana.

*Si queréis conservarlos para más tiempo o para regalarlos seguir los normales Y NECESARIOS procesos de esterilización y pasteurización como para mermeladas y demás conservas. Yo aconsejo preferir más tarros pequeños a uno solo grande, porque una vez abiertos se acaban más rápido y no se quedan en la nevera restos por mucho tiempo:)

pickles_calabacin_iaiacocoi-8

pickles_calabacin_iaiacocoi-11pickles_calabacin_iaiacocoi-12pickles_calabacin_iaiacocoi-20 

Pics © Picniquette

Hasta pronto! 

 

No Comments

Leave a Reply

You Might Also Like